search
top

Versatile Blogger Award

Mucho me temo que voy a ser de todo menos escueto pues siempre he creído que una persona agradecida nunca debe escatimar en gratitud. Mentiría si dijera que no me han ilusionado las cinco nominaciones que he recibido. Siempre es un maravilloso acicate que gente de tu gremio reconozca tu labor detrás de un blog, ese rinconcito 2.0 cuyo contenido siempre pretendes mimar y cuidar. Tanta perversión guardan la pedantería como la falsa modestia por lo que he de decir que me siento muy orgulloso de haber obtenido este bonito reconocimiento, así que… ¡GRACIAS!

Y una vez dicho esto, expongo las reglas oficiales de este premio:

1. Agradécele al que te ha premiado y añade un enlace a su perfil o bitácora en tu entrada.

2. Comparte siete cosas sobre ti.

3. Pásale el premio a 15 bitácoras que hayas descubierto recientemente y que disfrutes leyendo.

4. Contacta a los bitacoreros que hayas escogido para que sepan que les has dado el premio.

Me hizo mucha ilusión recibir la primera nominación por parte de Víctor Gonzales desde su blog El Heraldo de la Traducción, un traductor e intérprete que comparte sus experiencias desde el otro lado del charco y cuya bitácora tiene una gran repercusión entre la comunidad de traductores online. ¡Fue una bonita sorpresa! La siguiente nominación corrió a cargo de Ismael Pardo, el estudiante de traducción que todo el mundo conoce en la red y que está detrás de Diario de un futuro traductor. Su estilo desenfadado a la hora de escribir y compartir sus inquietudes, unido a su enorme precocidad, siempre me ha cautivado y me hace pensar que tiene un gran futuro profesional si ha logrado administrar con tanto acierto los contenidos de un blog.

Vanessa Lorite fue la siguiente bloguera en nominarme y está detrás de Tradúceme despacio que tengo prisa. Su bitácora me ha parecido siempre muy valiosa ya que sus entradas son tan didácticas como útiles y merecen lecturas atentas ya que se puede aprender muchísimo de ellas y no es nada fácil transmitir conocimientos con tal  claridad y soltura. Eva María Martínez fue la penúltima en nominarme y está al mando del blog El arte de traducir. Su bitácora despierta desde hace mucho tiempo mi admiración ya que si hay alguien que realmente merece este premio es ella por hacer honor a su verdadera naturaleza: la versatilidad. Es capaz de hablar con total naturalidad de asuntos no relacionados estrictamente con la profesión y luego presentar una entrada, no menos interesante, repleta de contenidos especializados. Y eso merece ser tenido muy en cuenta.

El último premio lo recibí de una persona con la que he tenido el honor de compartir muchas horas juntos: es Cristina Aroutiounova y administra el blog El Placer de Traducir. Sí, fuimos compañeros de promoción estudiando Traducción e Interpretación en la Universidad de Alicante pero es, ante todo, una gran amiga. Me fascina, en calidad de eterno curioso y preguntón redomado, su enorme conocimiento sobre la realidad cultural y social rusa y he disfrutado enormemente cuando ha decidido plasmarlo en su blog.

Siete cosas que puede que no sepas sobre mí:

1. Empecé a jugar al tenis cuando mi raqueta en posición vertical tenía casi la misma altura que yo. Tenía 5 años y competí como federado hasta los 16 (conservo con cariño mis licencias de la RFET). Hubo una época en que entrenaba prácticamente a diario y llegué incluso a disputar torneos en días lectivos haciendo verdaderas virguerías para poder conciliar vida deportiva y académica. A nivel deportivo no logré nada relevante pero sí puedo decir que en el ámbito personal conseguí grandes trofeos ya que mis mejores amigos desde hace más de dos décadas surgieron entre reveses, drives, voleas, remates.

2. De pequeño presentaba un grado de hiperactividad preocupante. Mi madre se esforzaba en quitarle hierro al asunto asegurando que “el nene era un poco nerviosico” —nótese el acento murciano—, pero ni disimulando mi nervio incipiente entre sus amigas y vecinas, impidió que en la época de parvulario fuera un auténtico bicho (malo). Ahora comprendo que mi inclinación a apuntarme casi de forma compulsiva a clases de canto, ajedrez, tenis, dibujo, voleibol o cualquier cosa que me mantuviera ocupado no era casual y quizá tuviera algo que ver con la lógica y necesaria canalización de mi energía. En la actualidad, soy un chico normal que, de vez en cuando, se muerde las uñas.

3. Los animales son parte de mi vida. Soy uno de tantos traductores que comparten su vida con mascotas. Del cariño hacia ellos, pasé a la implicación directa y tuve el honor, hace ya más de dos años, de formar parte de la junta directiva fundadora de la protectora de animales Adoptamics (inserte aquí su emplazamiento reivindicativo: no compres, ¡adopta!) Hasta hace bien poco he sido el orgulloso gestor de la totalidad de contenidos de dicha web.

4. Mi ciudad preferida es Barcelona por su increíble fusión de gentes, su universalidad y aperturismo, su extraordinaria oferta cultural y sus tradiciones tan arraigadas. Pero donde realmente me encuentro a mí mismo es en plena naturaleza. Caminar sin rumbo fijo por una senda, detenerme a fotografiar una flor o respirar hondo mientras contemplo un paisaje que se abre ante mis ojos son instantes que forman parte de ese ritual indispensable que me permite inundar cuerpo y mente de energía positiva.

5. Quizá ya no sea un secreto, pero me encanta escribir. La escritura, para mí, ha sido el medio preciso que ha justificado todos mis fines. Hay papeles guardados en cajones y carpetas que si pudieran hablar contarían historias de desconsuelo, alegría, amargura, ilusión, decepción, esperanza,… retales de vida condensados en unas cuantas líneas. Nunca fui de diarios pues siempre eché mano de libretas, folios y papeles anónimos sin fechar. Cuando la escritura es impulsiva, casi rabiosa, se resiste siempre al método. Ya no puedo dedicarle el tiempo de antaño pero cuando me enfrento a un texto en blanco sigo siendo el mismo crío que un día descubrió aquella forma tan maravillosa de conocerse a sí mismo.

6. Me considero un tipo de letras, aunque nunca me decanté por la rama purista sino por la mixta. Fue una decisión acertada a excepción de aquella materia infernal llamada matemáticas. Por lo demás, siempre he sentido una curiosidad natural por cualquier disciplina científica, sobre todo las relacionadas con el estudio de las ciencias naturales. No creo en la dicotomía radical “letras contra ciencias”, ni en la preponderancia de éstas últimas ya que las disciplinas científicas nunca habrían tenido difusión sin las letras.

7. Soy un melómano convencido. Guardo el máximo respeto por cualquier tipo de música, siempre y cuando surja desde el respeto por la creación artística. Me distancio de la música cuyo único objetivo es vender de forma masiva y adulterada. Sigo creyendo en la música elaborada desde la sensibilidad estética y no desde la billetera. Por cierto, cultivo el noble arte de mezclar y pinchar música desde los diecinueve años.

Y, por último, ahí van mis 15 blogs imprescindibles sobre traducción e interpretación:

El traductor en la sombra

El Blog de Mar Traducciones

Mox’s Blog

Bootheando

Transdoc

Traducir para contarlo

La prueba de lo ajeno

El Carpintero Traductor

Blog de Leon Hunter

El taller del traductor

Ma voisine millionnaire

En la punta de la lengua

The Interpreter Diaries

Naked translations

Intercultural Zone


Comparte, partagez, share, comparteix:
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

14 Respuestas to “Versatile Blogger Award”

  1. ¡Enhorabuena por tu premio y gracias por pasármelo!
    La verdad es que esta iniciativa es muy interesante. Se nota bastante que te gusta escribir, pero hay otras cualidades que no traspasan fácilmente el monitor.
    Parece que comparto bastantes cosillas contigo, pero no puedo decir nada hasta que lo publique en el blog, ¿verdad?

    Bueno, enhorabuena de nuevo por el premio bien merecido.

    • Rai Rizo dice:

      ¡Gracias, Pedro!

      De justicia ha sido incluir tu blog en mi recopilación ya nunca dejo de leer tus entradas cuando publicas y me parecen tremendamente útiles lo que añade mucho valor al contenido, siempre interesante.

      ¡Además contaste con mi “Traductor autómata” para tu revista Tradusfera y no se me olvida! 😀

      En fin, quedo a la espera de que publiques tu entrada.

      ¡Saludos!

  2. ¿Eras jugador de tenis federado? Ostras, a ver si conoces a Salvador Tomás. Fue compañero mío en el instituto Saavedra Fajardo de Murcia en Bachiller y estábamos en la misma residencia (yo también tuve que hacer malabares para compaginar el conservatorio de danza y los estudios). Como lo conozcas, me puedo pasar la mañana entera riéndome, jajajaja.

    Por cierto, ¡muchas gracias por dejarme en tan buen lugar, has hecho que me ruborice y todo!

    ¡Un abrazo enorme, y felicidades por esas más que merecidas cinco nominaciones!

    • Rai Rizo dice:

      Sí, estuve federado durante más de 11 años. Y a Salvador Tomás no lo conozco en persona, pero sí que lo vi bastantes veces en los mismos cuadros de los torneos en que participábamos. No lo tengo claro, pero diría que nunca jugué un partido contra él, aunque sí que es verdad que allí nos conocíamos casi todos porque siempre estábamos de aquí para allá y muchos coincidíamos en los mismos torneos.

      Y gracias por nada, chica, todo lo que he dicho de tu blog lo pienso desde hace tiempo. 😀

      ¡Otro abrazo para ti!

  3. Enhorabuena por la nominación: te la mereces.
    Me encantó este artículo; aunque, obviamente yo ya sabía todo de ti (o casi todo).
    Besitos

  4. ¡Enhorabuena, Rai! La nominación es lo mínimo que puedo hacer. Besitos.

  5. Gracias por todo, Rai: por tener un blog tan bellamente redactado, por compartir con nosotros tus reflexiones y opiniones, por contarnos cosillas sobre ti y, bueno, también por incluir mi blog en tu lista de nominados. 😉 Ahora echo la vista atrás y pienso que, cuando estábamos en el instituto, jamás me imaginé que acabaríamos compartiendo profesión e inquietudes en la red, je, je…

    Un beso de otra noveldera,
    Isabel

    • Rai Rizo dice:

      Ay, Isabel, ¡qué palabras tan bonitas!

      La verdad es que podría haber incluido perfectamente en la entrada que compartimos el mismo instituto cuando ambos cursábamos Bachiller y que somos paisanos del mismo pueblo. 😀

      Y no hay duda de que tu blog lo tengo entre los imprescindibles ya que cualquier entrada que escribas siempre resulta interesante, hables de lo que hables, y eso siempre es muy difícil de lograr. Lo bonito de un blog es tener siempre algo que contar y esa máxima la cumples a rajatabla.

      ¡Besos!

  6. Nathalie FC dice:

    Muchas gracias por confiar en mí, sabes que me hace mucha ilusión verme en esa lista de “blogs versátiles nominados” :-D. Mi blog es muy reciente y todavía hay muchas cosas de las que quiero hablar… pero ganas e ilusión no me faltan.

    Y claro, enhorabuena por esas 5 pedazo de nominaciones 🙂 Te las mereces, sin lugar a dudas… Y ahora, ¡a seguir trabajando!

    Gracias 😀

    ¡Un beso grande!

    • Rai Rizo dice:

      El hecho de que un blog no tenga mucho recorrido no significa necesariamente que no pueda ser interesante. De hecho, todas las entradas que has escrito me han encantado porque siempre es posible extraer algo de ellas que valga la pena. ¡Me parece que Traducir para contarlo tiene mucho futuro!

      Por otra parte, estoy muy agradecido por la acogida que ha tenido mi “pequeño rincón de reflexión” llamado Letras de Sastre y que recalquéis que merezco las nominaciones, me ruboriza un poco, para qué lo voy a negar. Empecé sin demasiadas pretensiones con este blog y estos detalles, simples pero sinceros, te hacen creer mucho en tu trabajo. 😀

      ¡Besos!

  7. Rai, ¿cinco, nada más y nada menos? ¡GUAU! Enhorabuena 🙂

    Me alegra saber que compartimos varias cosas, como el amor por la música no comercial y los animales, o la elección de letras mixtas, a pesar de que matemáticas fuese el hueso de aceituna en la garganta. Ah, y yo también me muerdo las uñas de vez en cuando, aunque de pequeña me las comía casi hasta arrancarme la piel.

    Mola lo del tenis. Siempre me hubiese gustado haber hecho algún deporte. Seguramente no sería tan perezosa.

    En fin, gracias por compartir con todos ese poquito extra sobre ti.

    • Rai Rizo dice:

      Gracias a ti Curri, siempre dispuesta a aportar tu granito de arena en todos los blogs en forma de comentarios, “retuiteos” o lo que haga falta. 😀

      ¡Vaya! Pues sí que compartimos cosas… ¡me alegro mucho!

      Y lo del tenis me sirvió, sobre todo, para valorar la dureza del deporte de competición. Horas y horas de entrenamientos, viajes y más viajes, privaciones y un largo etcétera. Ni siquiera los mejores entrenadores y las mejores escuelas de competición de España te aseguran llegar alto. Conocí a tenistas con una calidad incontestable, estrellas nacionales en cadetes y juveniles, que luego terminaron diluyéndose como un azucarillo, desapareciendo sin dejar rastro. En un plano más personal, de este deporte puedo extraer muchas conclusiones: disciplina, rigor, constancia, lucha, crecimiento ante las adversidades,… ¡Cada punto es como la vida misma! 😀

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

top